La entidad financiera, solidaria de la promotora si hay pago anticipado

El Supremo corresponsabiliza a un banco que no exigió la garantía de devolución en un proceso de compra de vivienda incumplido el plazo de entrega

El Supremo hace corresponsable a un banco que no exigió la garantía de devolución.

Las entidades de crédito responderán solidariamente ante los compradores de vivienda si estas admiten el ingreso de cantidades anticipadas en una cuenta del promotor no habiéndole exigido las debidas garantías con anterioridad. El Tribunal Supremo lo dictamina así en una sentencia del 21 de diciembre de 2015.

El artículo 1-2ª de la Ley 57/1968 sobre percibo de cantidades anticipadas en construcción y venta de viviendas determina que, para ingresar dichas cantidades, es la promotora quien debe abrir una cuenta especial y separada “de cualquier otra clase de fondos” en la entidad. Esta última, “bajo su responsabilidad”, debe exigir a la promotora la presentación de una garantía de devolución de las cantidades especificadas.

En este caso, la demandante reclama la devolución (más los intereses) de la cantidad anticipada en concepto de compra de una vivienda a una promotora que, llegado el momento, incumplió el plazo de entrega estipulado. Al haber realizado el ingreso en la cuenta general que la promotora tenía en la entidad, la demandante reclamó una condena solidaria por incumplimiento del deber de abrir una cuenta especial cuando correspondía. La entidad, considerándose a sí misma como tercero ajeno en el contrato, se opuso y descargó toda la responsabilidad en la promotora.

La sentencia de Primera instancia admitió unas pretensiones que, más tarde, la Audiencia Provincial desestimó en el caso de la entidad, pero sí mantuvo en el de la promotora.

El magistrado del fallo determina que la expresión bajo su responsabilidad “desmiente su carácter de terceros ajenos a la relación entre comprador y vendedor”; más aún, “supone la imposición legal de un especial deber de vigilancia sobre el promotor”. El hecho de “exigir” la constitución de la garantía refuerza la “colaboración activa de las entidades”. De no ser así, “bastaría con recibir los ingresos de los compradores en una sola cuenta del promotor para que el enérgico e imperativo sistema protector de los compradores de la Ley perdiera toda su eficacia”.

Además, se subraya que la entidad era sabedora del destino de las cantidades anticipada, no pudiendo entenderse, por tanto, que “no se deriva obligación legal alguna”. Se incurrió, por tanto, en la “responsabilidad específica que establece el 1-2ª de la Ley 57/1968”.

El Tribunal Supremo casa la sentencia de Apelación y confirma la condena dictada en Primera Instancia.

 

(Fuente original: http://www.eleconomista.es/legislacion/noticias/7266577/01/16/La-entidad-financiera-es-solidaria-de-la-promotora-si-hay-pago-anticipado.html)

No Comments

Leave a Comment